Demencia senil. Una expresión a desterrar.

Demencia senil. Una expresión a desterrar.

DEMENCIA SENIL. UNA EXPRESIÓN A DESTERRAR




   Todavía hoy en día se sigue usando la expresión “Demencia senil” para referirse a distintos trastornos cognitivo-conductuales que sufren personas de edad avanzada, pero lo cierto es que se trata de una expresión que debemos desterrar y ahora veremos por qué. En primer lugar vamos a ver que es demencia




¿Qué es demencia?



   Demencia es el nombre con el que de forma general nos referimos a una serie de enfermedades que afectan al funcionamiento normal del cerebro. Estas enfermedades provocan una pérdida de funciones mentales además de cambios en la personalidad, en la conducta y en el estado de ánimo. Estos han de ser lo suficientemente importantes como para interferir en el desarrollo de la vida cotidiana de quien la padece.




Factores que favorecen su aparición:



   Hay diversos factores y trastornos que favorecen que aparezca demencia. Algunos de ellos son:

  • Traumatismos craneoencefálicos

  • Tumores cerebrales 

  • Determinadas infecciones 

  • Abuso de drogas, entre ellas de forma importante el alcohol 

  • Abuso de algunos fármacos

  • Deficiencias hormonales o vitamínicas

  • Acumulación disfuncional de determinadas proteínas en el cerebro

  • Depresión

  • Factores genéticos



   La edad avanzada sabemos que es un factor de riesgo, de vulnerabilidad pero no es sí misma condición suficiente. Han de darse además otros factores.




Diagnóstico de demencia



   No existe ninguna prueba que en sí misma permita detectar la demencia con suficiente precisión. El diagnóstico se apoyará en pruebas como la exploración neurológica, análisis de sangre, escáner o resonancia magnética y la valoración psicológica.

   Es muy importante que se realice una evaluación exhaustiva y minuciosa de cada caso, ya que a veces hay trastornos que provocan los síntomas de demencia, por ejemplo una depresión. En estos casos, tratando el trastorno subyacente desaparecerían los síntomas de demencia.

   Una vez aceptado que hay demencia, hay que averiguar de que tipo de demencia se trata, pues cada una de ellas requiere de distinto tratamiento. Las más conocidas por su prevalencia son la enfermedad de Alzheimer, la demencia vascular, Cuerpos de Lewy, la que deriva de la enfermedad de Parkinson etc.




Demencia / senil: una asociación obsoleta



   Todavía hoy hay demasiada gente que piensa que la demencia es una consecuencia inevitable del envejecimiento. Acabamos de ver que esto no es así, hay otras causas. La edad avanzada es un factor de riesgo entre otros como hemos visto, es decir, ni es el único ni la demencia es una enfermedad exclusiva de personas con edad avanzada. Hay casos de demencia en edades tan tempranas como los veinte años y también hay personas en edades muy avanzadas, octogenarios y nonagenarios que no la padecen.

   Cuando no existía el conocimiento del que hoy disponemos acerca de las demencias y del deterioro cognitivo relacionado con la edad, ni los avances en técnicas de neuroimagen, se podría utilizar esta denominación para cualquier trastorno cognitivo-conductual que una persona mayor pudiera padecer. Sin embargo hoy estamos en situación de poder diagnosticar de forma más precisa el tipo de trastorno que se padece y su causa.




¿Por qué debemos desterrar la expresión “ Demencia senil”?



   El seguir utilizando esta expresión ocasiona varios perjuicios:

  • Dada la connotación edadista que tiene, induce a valoraciones erróneas que mantienen los estereotipos. Es decir, “ser mayor y tener demencia es normal”.

  • El considerar que es normal lleva a la persona a pensar que es leve e inevitable, no hay nada que se pueda hacer.

  • Este último punto, dificulta el diagnóstico temprano ya que la persona o no acude al médico o lo hace demasiado tarde.

  • Es un término global e impreciso que obstaculiza la difusión de los avances científicos al respecto.




Demencia senil es una expresión global e imprecisa que atenta contra la dignidad de la persona.




Mª José Aguilera Muro.
Psicóloga, especializada en adultos mayores.

Fundadora de nosoloarrugas

Hacer un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se mostrará)
   Sitio web: (Url del sitio con http://)
* Comentario:
Escriba el código: