Estimulación Sensorial en Demencia. Salas Snoezelen

Estimulación Sensorial en Demencia. Salas Snoezelen

ESTIMULACIÓN SENSORIAL EN DEMENCIA. SALAS SNOEZELEN.




Entorno. Ese lugar “desconocido”.



Al visitar un centro donde conviven personas que sufren demencia en estado avanzado, podemos observar una serie de comportamientos muy diversos; desde personas que duermen hundidas en sus asientos a personas que muestran movimientos continuos, que repiten una y otra vez entrando en un bucle sin aparente intención mientras otras lo que repiten son vocalizaciones sin sentido, lloran, gritan o permanecen en estado ausente...

Las personas con procesos neurodegenerativos como las demencias, tienen alterada la capacidad de procesar correctamente la información proveniente de su entorno. Hay que tener en cuenta que estas personas, cuando se encuentran en un grado avanzado de su enfermedad, experimentan su entorno unicamente de manera sensorial por lo que hay que prestar especial cuidado para que no lo perciban confuso o amenazante. Este déficit en su procesamiento favorece la desconexión con él y con ello la aparición de conductas disruptivas y de apatía. La apatía se puede definir como signo y síntoma negativo, caracterizado por la ausencia, ausencia de interés, de motivación y de emoción. En definitiva de respuesta al ambiente y al contacto social.

Diversos autores afirman que, aumentando la implicación de los usuarios con su entorno, podrían reducirse estos síntomas y mejorar con ello su calidad de vida.





Acercamiento al entorno a través de los sentidos.

La forma más primaria de interactuar con nuestro entorno es a través de los sentidos y del movimiento. En los últimos años, se han realizado multitud de investigaciones que reflejan la importancia de la estimulación sensorial para intentar paliar la privación de los sentidos y el consecuente deterioro de procesos neurocognitivos. La implementación de programas de intervención basados en la estimulación sensorial como terapia no farmacológica, se ha considerado una alternativa que ayuda a mejorar la implicación de los participantes y su conexión con el entorno.




Algunos de los resultados que se han obtenido con este tipo de estimulación en personas con demencia son:



  • Mejora del estado anímico y del nivel de alerta de las personas con mayor grado de deterioro cognitivo.

  • Reducción de síntomas psicológicos y conductuales y por lo tanto del coste de los tratamientos asociados (medicación, por ejemplo).

  • Mejora en el desarrollo de las actividades de la vida diaria

  • Aumento de emociones positivas y de los niveles de bienestar percibido de los participantes.

  • Desarrollo de actitudes positivas hacia la demencia por parte los cuidadores de estas personas

  • Mejora general de la calidad de vida.




“Los sentidos son nuestro puente entre lo incomprensible y comprensible"

August Macke





Sala multisensorial. Sala Snoezelen ¿Qué son?



Este tipo de espacios son entornos accesibles, tanto física como cognitivamente, que invitan a la exploración de los usuarios. Están dotados de elementos que proporcionan estímulos para despertar los sentidos a través de experiencias sensoriales placenteras que no requieren procesos ni habilidades cognitivas superiores, en un ambiente relajado y controlado. Son lugares que favorecen la comprensión del medio y de uno mismo.

Generalmente, la estimulación sensorial utiliza un estilo no directivo en la intervención. En la mayoría de casos, se realiza individualmente con un único terapeuta, y aunque puede haber cierta preparación previa de las sesiones, se anima a los participantes a interaccionar con los estímulos a su elección.

Dado que no se requieren funciones cognitivas superiores conservadas, este tipo de intervención es adecuada para personas con mayor deterioro cognitivo o con mayores limitaciones en sus capacidades comunicativas.

Equipo snoezelen deluxeEquipo Snoezelen portátil



La estimulación sensorial ayuda a...


  • Trabajar los sentidos por separado o unidos
  • La integración sensorial
  • La estimulación basal en los casos más complejos
  • Relajación
  • Las emociones y los recuerdos
  • Desarrollo de la confianza en uno mismo. Autocontrol
  • Promover la capacidad de elección
  • Establecer comunicación: (comprensión,descripción, relaciones, vivencias, etc.)
  • Dar respuestas ante variaciones de estímulos (visuales, táctiles, propioceptivos, etc.)
  • Favorecer el ritmo y el movimiento con música y apoyo visual
  • Incentivar la exploración y las capacidades creativas
  • Reducir cambios y alteraciones conductuales.
  • Aumenta la atención, concentración, anticipación, etc.
  • Reconocimiento de personas y objetos
  • Memoria e interpretación visual
  • Psicomotricidad, exploración del entorno, motricidad gruesa, motricidad fina
  • Conocimiento del propio cuerpo



El entorno que se crea en una sala de estimulación sensorial es especialmente adecuado para intervenir en personas con demencia avanzada, es una excelente herramienta, pero no debe ser la única. Las muestras de afecto y contacto físico para transmitir compañía, aceptación... son siempre esenciales.



Mª José Aguilera Muro.
Psicóloga, especializada en adultos mayores.

Fundadora de nosoloarrugas

Hacer un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se mostrará)
   Sitio web: (Url del sitio con http://)
* Comentario:
Escriba el código: