Estimulación sensorial

Las personas con procesos neurodegenerativos como las demencias, tienen alterada la capacidad de procesar correctamente la información proveniente de su entorno. Hay que tener en cuenta que estas personas, cuando se encuentran en un grado avanzado de su enfermedad, experimentan su entorno unicamente de manera sensorial por lo que hay que prestar especial cuidado para que no lo perciban confuso o amenazante. Este déficit en su procesamiento favore
Uno de los cambios sensoriales durante el envejecimiento se produce en el sentido del tacto. El tacto radica principalmente en la piel, el órgano más extenso del cuerpo humano. La piel cuenta con numerosos receptores nerviosos que transmiten al cerebro los estímulos externos.
Conocemos nuestro entorno y experimentamos las sensaciones a través de los sentidos. Son la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto los que nos proporcionan información del exterior. Esta información, convertida en impulso nervioso, es transmitida a nuestro cerebro y es allí dónde la interpretamos y la dotamos de significado.